Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Martes 23 de julio de 2019
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
TINUS
Florentino Diez
Ingeniero White - REPUBLICA ARGENTINA
Soy eminentemente tanguero.
Jubilado Bancario
Nací el 16 de octubre de 1935
MI ESPOSA: Ángela Ventura
MIS HIJOS: Claudio Aníbal y Andrea Claudia
MIS NIETOS: Leandro Matías, Hernán Maximiliano, Braian Gabriel y Agustín Emiliano.


Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Diciembre 2012
Amor, paz y trabajo
Mostrar datos Agosto 2012
Mostrar datos Noviembre 2011
Mostrar datos Septiembre 2011
Mostrar datos Agosto 2011
Mostrar datos Febrero 2011
Mostrar datos Octubre 2010
Mostrar datos Julio 2010
Mostrar datos Mayo 2010
Mostrar datos Marzo 2010
Mostrar datos Febrero 2010
Mostrar datos Enero 2010
Mostrar datos Diciembre 2009
Mostrar datos Noviembre 2009
Mostrar datos Octubre 2009
Mostrar datos Septiembre 2009
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Julio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Abril 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Enero 2009
Mostrar datos Diciembre 2008
Mostrar datos Noviembre 2008
Mostrar datos Octubre 2008
Mostrar datos Septiembre 2008
Mostrar datos Agosto 2008
Mostrar datos Julio 2008
Mostrar datos Junio 2008
Mostrar datos Mayo 2008
Mostrar datos Abril 2008
Mostrar datos Marzo 2008
Mostrar datos Febrero 2008
Mostrar datos Enero 2008
Mostrar datos Diciembre 2007
Mostrar datos Noviembre 2007
Publique su taller

Últimos comentarios de este Blog

14/04/15 | 23:06: Chalo Tascheret dice:
tengo 78 años y muchos ha que no tenia todo el texto de este magnifico poema , sabia parte de el , pero tratare de memorizarlo todo y guardarlo en mis muchos lindos recuerdo que guardare en mis memorias ,,,,,, gracias
17/11/14 | 02:01: luis oscar dou dice:
tengo 83 años y, aunque se de que trata el poema, hay una parte de la letra que recuerdo y no la encuentro en esta versión que dice: no silbes Lisandro, no ves que tus silbos parecen aullidos de perros. Recuerdos vagos de mi adolescencia.
23/09/14 | 19:40: Gladys B. Alarcon dice:
Linda poesia. Supe de ella por un grupo de amigas argentinas con quienes compartimos el gusto por los libros, la poesia, la pintura, en fin ARTE. La pagina: La Magia de la Lectura en Facebook. Lo invitamos. Tanguera de escuchar tangos desde que estaba pequenia. Me encanta la musica y lo invito a la pagina Musica de ayer de hoy y de siempre. Ecuatoriana viviendo en USA hace poco. Tambien jubilada, con 2 hijos y 1 hija, 3 nietas, 1 nieto y 2 bisnietas. Saludos.
Vínculos
Pasajero de un tren veloz Pasajero de un tren veloz
Poesía Práctica

Pocas veces reparamos en sentir y analizar el mundo que nos rodea, así como nuestro mundo ... Ampliar

Comprar$ 20.00

Escuchá Radio De Tango

TINUS


Este espacio estará dedicado a notas de cultura general, pero con inclinación a la música nacional, entendiendo como tal el tango y el folklore


Escribí un comentarioEscribí tu comentario Enviá este artículoEnvialo a un amigo Votá este artículoVotá este texto CompartirCompartir Texto al 100% Aumentar texto

NÚMEROS ROMANOS



NÚMEROS ROMANOS

Cuando trabajaba en el ferrocarril, un señor muy mayor, que, durante mucho tiempo se había desempeñado, en casi todos las tareas del movimiento de tráfico, que conocía más que las palmas de sus manos todos y cada uno de los movimientos operativos y burocráticos que tejían la gran telaraña operativa de los trenes. Su formación escolar creo que no había pasado de tercer grado, pero a fuerza de constancia, de muchísimo trabajo, había ido escalando en el escalafón ferroviario, llegando a ser segundo jefe de la estación.
Esas carencias educativas se ponían de manifiesto, en las conversaciones informales, entre mate y mate o en el viaje en tren local desde Bahía Blanca, en que muchas informaciones lo superaban. Pero en lo específico, su responsabilidad y conocimiento siempre era el pautado, el adecuado, el que correspondía.
Hacía pocos días que había ingresado a trabajar en la estación un mensajero, y en la rotación esa semana tenía que ser una especie de sombra de nuestro segundo jefe.
En este aspecto era muy cálido y muy accesible ante aquellas, pequeñas, metidas de patas de la gente que ingresaba y trataba de enseñarles, para que tuvieran las oportunidades más llevaderas de las que él había afrontado.
Era muy serio - ¿hosco?, no, en realidad como le costaba un poco más que a otros más ilustrados realizar ciertas tareas, estaba siempre atento y vigilante de su trabajo– pero algunos de sus colaboradores, tenían suficiente confianza con él, para permitirse alguna broma. Uno de ellos, le preguntó al mensajero, que había estudiado o en qué escalón de la educación estaban sus catorce años. Y muy veladamente lo empezó a trabajar para que, en cualquier momento, sorprendiera al jefe.
La ocasión llegó. El mensajero debía recorrer la playa ferroviaria, para traer la indicación de las máquinas que estaban trabajando. Antes de salir, ese colaborador cercano charló misteriosamente con el mensaje.
Al rato cuando, después de haber vuelto con la información requerida, la prendió al broche correspondiente en el escritorio de la subjefatura. Estaba acomodando pasajes en la boletería, cuando inusualmente, malhumorada, surgió la voz del subjefe:
-¡Pibe! ¿Qué son estos palitos qué escribiste? ¡ Hacelo en cristiano!!!!
Había llenado el formulario con los números de las locomotoras en caracteres romanos.
Mientras, azorado el muchacho transcribía en un nuevo formulario los dígitos en nuestros conocidos números arábigos, el ideólogo de la chanza, socarronamente se encerraba en la cocina a tomar mate.
Numeración romana:
Es un sistema de numeración que usa letras mayúsculas a las que se ha asignado un valor numérico.
Este tipo de numeración debe utilizarse lo menos posible, sobre todo por las dificultades de lectura y escritura que presenta.
Se usa principalmente:
En los números de capítulos y tomos de una obra.
En los actos y escenas de una obra de teatro.
En los nombres de papas, reyes y emperadores.
En la designación de congresos, olimpiadas, asambleas, certámenes...
Reglas
- La numeración romana utiliza siete letras mayúsculas a las que corresponden los siguientes valores:
I = 1 -  V = 5 -  X = 10 -  L = 50 - C = 100 – D = 500  y  M = 1000
- La cifra "I" colocada delante de la "V" o la "X", les resta una unidad; la "X", precediendo a la "L" o a la "C", les resta diez unidades y la "C", delante de la "D" o la "M", les resta cien unidades.
Ejemplos: IV = 4; IX = 9; XL = 40; XC = 90; CD = 400; CM = 900
- Si a la derecha de una cifra romana de escribe otra igual o menor, el valor de ésta se suma a la anterior.
Ejemplos: VI = 6; XXI = 21; LXVII = 67
- En ningún número se puede poner una misma letra más de tres veces seguidas. En la antigüedad se ve a veces la "I" o la "X" hasta cuatro veces seguidas.
Ejemplos: XIII = 13; XIV = 14; XXXIII = 33; XXXIV = 34
- La "V", la "L" y la "D" no pueden duplicarse porque otras letras ("X", "C", "M") representan su valor duplicado.
Números: X = 10; C = 100; M = 1.000
- Si entre dos cifras cualesquiera existe otra menor, ésta restará su valor a la siguiente.
Ejemplos: XIX = 19; LIV = 54; CXXIX = 129
- El valor de los números romanos queda multiplicado por mil tantas veces como rayas horizontales se coloquen encima de los mismos.
Ejemplos:   = 1.000.000

- Hoy aprendimos con los chicos, los números romanos – me contaba la maestra de mi nieto, cuando fui a buscarlo a la salida de la escuela – Les dí como ejemplo para recordar cómo es la escritura de los números en esos caracteres, que observaran en los viejos relojes de pared, que indicaban las horas con numeración romana.
No era el mejor ejemplo, debido a las adaptaciones que ha sufrido desde siempre el reloj, por el problema de IV invertido que en la esfera, podría confundirse con un 6.

Reloj con números romanos.
Es común ver en muchos relojes el uso de IIII para el numeral 4, en lugar del correcto IV. Algunas de las razones por las que esto ha sido así son:
Un relojero suizo entregó un reloj que su soberano le había encargado, pero cometió el error de representar el número 4 como IIII y no usando el IV. El monarca, indignado, hizo ejecutar al desafortunado artesano, y desde ese momento, a modo de protesta y homenaje, todos sus colegas comenzaron a usar el IIII en vez de IV. 
El conjunto de cuatro caracteres IIII crea una simetría visual con su opuesto en la esfera VIII, cosa que el IV no logra.
Poniendo IIII, el número de símbolos sobre el reloj es: 20 símbolos I, 4 símbolos V y 4 símbolos X, estos números son múltiplos de 4, por lo que es posible, para los fabricantes de reloj, hacer un molde para la fabricación de 5 símbolos I, una V y una X, con lo que esto supone de ahorro en la fabricación de los símbolos. También es posible hacer los moldes siguientes para su uso una sola vez:
V IIII IX
VI II IIX
VII III X
VIII I IX
IIX invertido proporciona el XII. Además tenemos dos IX uno de los cuales, invertido, proporciona el XI.
IIII fue preferido por los romanos en la antigüedad.
También se sugería que el IV corresponde a las dos primeras letras de Júpiter, (IVPITER en latín), el dios romano, su uso, por tanto, no era apropiado.
El símbolo I es el único que aparece en las primeras cuatro horas, el V aparece las siguientes cuatro horas y el X las siguientes cuatro, proporcionando una simetría rota usando el IV.
IV es más difícil de leer con la inclinación en la esfera del reloj.
Luis XIV, rey de Francia, prefería IIII sobre IV, por lo que ordenó a sus relojeros producir relojes con IIII en lugar de IV, instituyendo una costumbre que perdura.

NÚMEROS ROMANOS - Relato
tomado de  (http://balduquesa.blogspot.com/2008/06/nmeros-romanos.html)
Mi hermana Liz tenía como ocho años y estábamos en vacaciones de invierno. El Domingo antes de empezar clases a mi mamá (alias “la Peti”) se le ocurre revisar que todas las tareas para el colegio estén hechas, cuando ¡oh sorpresa! mi hermana Liz (alias “la Chinita”) no había hecho la tarea de Matemáticas. En el cuaderno decía literalmente: “Escribir números romanos del 1 al 2,000”. La Peti casi se cae de espaldas, y le lanzó a la Chini una mirada matadora, de esas que heredé yo. Como era Domingo en la nochecita y al día siguiente la Chini tenía que presentar su tarea de Mate, la Peti pidió refuerzos.
Mi papá (alias “el Negrito”), la Peti, la Chinita y yo (alias “la Manzana”) pusimos manos a la obra: escribir números romanos del 1 al 2,000 separando cada número con rayitas de lápiz rojo ¿se imaginan el trabajo?. Uno de esos ratos la Chinita descubrió que el Negrito estaba haciendo trampa saltándose varios números e incluso decenas enteras y se puso a llorar, ya que según ella su profesor (que me acuerdo muy bien, se llamaba Rafael) iba a darse cuenta y a ponerle “0” por floja. Como todo buen padre - por que las mamás no nos conmovemos tan fácilmente- el Negrito no aguantó las lágrimas, así que prometió no saltarse ningún número nunca más y rehizo su parte.
A las 11 de la noche y con las manos macurcadas terminamos la titánica tarea. La Chinita estaba dormida, yo (la Manzana), con mi cara de pocos amigos (para variar) y mis papás agotados. Cerramos la carpeta con los dos mil números romanos separados por rayitas rojas. Mi mamá alistó los útiles de la Chini - que no clasificó hasta esa hora - y nos fuimos a dormir.
Al día siguiente, a la hora del almuerzo, la primera pregunta a la Chini fue como le había ido con la famosa tarea de Mate. La Chini, con ese aire alegre e inocente que tiene hasta ahora, nos contó que le fue superbien, que le pusieron una felicitación y todo. Lo que nos enteramos después: que solamente tenía que escribir los números romanos del 1 al 200. Casi la estrangulamos.






Calificación:  Malo Regular Bueno Muy bueno Muy bueno - 1 voto  - Ingresá tu voto

Comentarios de nuestros lectores - Escribí tu comentario
Últimas entradas del mes
15/07 | 10:54 EL FINAL DE LA ARENA DORADA...
29/07 | 16:19 AGILMAR MACHADO, EL HOMBRE, EL PERIODISTA, EL AMIGO...
17/07 | 17:15 EL PODER DE LA SOJA
17/07 | 17:10 LA MUERTE DE LA LIBERTAD DE PRENSA
16/07 | 23:33 LO QUE PAGA EL CAMPO A SU GENTE
01/07 | 15:30 Vivir feliz - De un padre a su hijo


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Ventas | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Foros | TiendaFundación | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2019- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS